Grilled Cheese Sandwich

🧀

Grilled Cheese Sandwich

Algunas rebanadas de pan, muchísimo queso y un toque de mantequilla, es así como se crea un platillo de culto: el grilled cheese sandwich. Por supuesto que para alcanzar este estatus no es suficiente con su gran sabor, sencillo, simplemente reconfortante. El valor de este sándwich está en su historia.

Su origen se encuentra en Estados Unidos; a inicios del siglo XX. Como muchos de los grandes inventos de la humanidad, el Grilled Cheese Sandwich fue el resultado de 2 grandes coincidencias. La primera y la más importante, fue en 1903 cuando James L. Kraft llegó a Estados Unidos para abrir un negocio de quesos. Después de algunos problemas, retos y algunos éxitos, se une a sus hermanos para crear la J.L. Kraft and Bros. Company, compañía que unos años más tarde, en 1915 para ser exactos, desarrollarían una variedad de queso procesado que revolucionó el mundo de la gastronomía: un proceso de pasteurización que daría como resultado un queso que no se echa a perder tan rápido, que no necesita refrigerarse y que es perfecto para transportar largas distancias. 

La segunda coincidencia fue el invento de Otto Frederick Rohwedder, cuando después de varios intentos y un incendio, presentó en 1928 la primera máquina rebanadora de pan; un éxito comercial de la época que disparó las ventas de pan de molde.

2 rebanadas de pan de molde y un montón de queso procesado se fueron volviendo populares hasta llegar a la marina. Durante la Segunda Guerra Mundial los cocineros de la marina preparaban constantemente american cheese filling sandwiches, los cuales llegaron a tierra firme y a los libros de cocina entre 1940 y 1950. 

Este platillo se volvió aún más popular cuando en 1949 Kraft, ahora Kraft Foods, presentó sus Kraft Singles, rebanadas individuales de queso, que les hizo la vida más fácil a los cocineros, profesionales y amateurs, amantes de este sándwich.  

Como suele suceder, de alguna manera el Grilled Cheese (que de hecho fue llamado así hasta 1960) viajó a México, en donde fue ajustado al paladar mexicano (aunque realmente los cambios son mínimos).

Si después de esta pequeña clase de historia, tienen ganas de un grilled cheese a la mexicana aquí te dejamos 4 grandes grilled cheese sandwiches que podrás encontrar en Puebla: 

Intro

En Intro lo sencillo se vuelve extraordinario; y el gran ejemplo de eso es su grilled cheese sandwich. Como dicta la tradición, el sándwich de Intro consiste en 2 grandes rebanadas de pan, rellenas, a rebosar, de una mezcla de quesos derretidos; acompañados de una salsa de tomate para dipear. Simplemente perfecto.


Café & Tocino

Por supuesto que el rey del comfort food tenía que estar en esta lista. El grilled cheese que encontrarás en Café & Tocino es perfecto para el desayuno. Conocido en este templo del buen comer como “sándwich de quesos”, esta delicia está compuesta por 2 rebanadas de pan, entre las cuales habita bastante queso monterrey jack y cheddar, envueltos en una costra de queso coronada con un huevo frito. 


Antes Meridiano

En Antes Meridiano encuentras justo lo que necesitas en la mañana: un espacio relajado, lleno de alegría y comida deliciosa. Entre sus sándwiches y tostadas, está el Sándwich Grilled Cheese; 2 rebanadas de pan brioche abrazando una mezcla de quesos cheddar, monterrey jack y roquefort. 


Karma Bagels

Ya lo sabemos, las reglas dictan que tiene que ser preparado con pan de caja, pero en Karma Bagel el sabor es lo primero, después van los protocolos. Siguiendo una de nuestras reglas favoritas, “entre más queso, mejor”, el bagel 5 Estrellas contiene queso crema con finas hierbas, queso roquefort, queso gratinado y queso de cabra, todo en medio de un bagel parmesano. 


Ahora bien, si en vez de hambre, en este texto encontraste inspiración, aquí te dejamos una receta de Larousse (algo así como la RAE de la gastronomía), para que crees tu propia versión de esta bomba de queso y mantequilla: 

Ingredientes:

2 rebanadas de pan brioche o de caja

mantequilla

2 rebanadas de queso manchego

2 rebanadas de queso cheddar

 

Ahora que si quieres hacer de este platillo una experiencia aún más placentera, te recomendamos acompañarlo con salsa de jitomate y albahaca.

Coloca un sartén sobre fuego medio. 

Sobre una cara de una rebanada de pan, unta un poco de mantequilla y colócala sobre el sartén. Encima, coloca las rebanadas de queso. Unta mantequilla en la otra rebanada de pan y colócala sobre las rebanadas de queso, de manera que la mantequilla quede hacia arriba. Voltea el sándwich cuando el pan inferior esté dorado. Cuando ambas caras estén doradas y el queso completamente derretido, retíralo del fuego y listo.

Grilled Cheese Surprised Patrick GIF - Find & Share on GIPHY
Te puede interesar