7 lugares románticos para cenar en pareja ❤️

Bajo la luna de octubre ❤️

7 lugares románticos para cenar en pareja ❤️

No hay nada más romántico que cenar a la luz de la luna, y se dice que las de octubre son las mejores. Por suerte para aquellas parejas que buscan disfrutar el frío que comienza y las lunas que empiezan a apoderarse del cielo, Puebla está llena de rincones increíbles, con platillos para enamorarse de un bocado, y perfectos para crear historias inolvidables a lado de la gente que quieren ¿Suena a cliché? Ya verás que no. Si quieres redescubrir la ciudad y llevar a su pareja o amigos a lugares nuevos y especiales, aquí te decimos cuáles.


Intro

Viajar por el mundo desde tu mesa, con una buena compañía al lado, es posible en Intro. Este espacio creado por Ángel Vázquez busca constantemente salir de lo común, de lo acostumbrado, explorando la gastronomía, tanto mexicana como de otras latitudes para ofrecer platillos únicos. 

Para hacer de ésta una mejor experiencia (sí, eso es posible), te recomendamos echarle un ojo a la carta de vinos que su sommelier Gina de la Mora escogió meticulosamente para elevar cada uno de los sabores que se crean en las cocinas de Intro.


Lazarus

Aquí es donde se pone a prueba el paladar, donde se va a comer con todos los sentidos; el lugar al que se va para compartir y experimentar junto a alguien que se sienta fascinado por los sabores y las texturas, por el amor a primera vista. En Lazarus encontrarás una extensa variedad de los mejores vinos del mundo, así como una carta que no sólo complementa sino deja ver la pasión de sus creadores por la buena vida.


Moyuelo

El centro es un destino imperdible para cualquier enamorado. Y si tras caminar por sus calles el hambre ataca, este templo al buen comer debería ser tu primera opción. A cargo del chef Fernando Hernández, Moyuelo se basa en un principio básico: comer rico. Los manjares que aquí presentan se inspiran en la comida de zaguán, del día a día y la reinterpretan. Una verdadera carta de amor a la gastronomía poblana, que constantemente se reinventa.


La Noria

Enmarcada en árboles y vegetación, La Noria es una parada obligatoria para cualquier amante. Entre los muros de este clásico poblano conviven la arquitectura, el arte y la gastronomía tradicional poblana (a cargo del chef Fernando Barrales, dueño de un sazón inigualable), por lo que puedes estar seguro que aquí podrán disfrutar con cada uno de sus sentidos. 

El toque final para una noche inolvidable, es Morada, las 3 cálidas suites que La Noria cobija en sus jardines.


Maizal

Albergado en el Hotel Boutique Casona de los Sapos, Maizal es un restaurante que se dedica a reinventar y transformar elementos, sabores e ingredientes típicos de la región en propuestas frescas, interesantes y deliciosas.

 Los platillos de Maizal están hechos para sorprender. Tienen ese efecto que hace casi inevitable no querer voltear a ver a tu acompañante para compartir todo lo que sucede en el plato. Y si a la deliciosa cocina de Daniel Nates, el joven chef al frente de Maizal, es mezclada con el maridaje diseñado por el sommelier Antonio Nates, el resultado es maravilloso.


Dominica 19 (Cholula)

Un café sin prisas, en donde el tiempo se detiene y no queda más que disfrutar. Eso es Dominica 19. Si bien su sucursal en La Paz es también una de nuestras favoritas, la de Cholula es perfecta para compartir una taza de café con alguien especial. Cervezas artesanales, sándwiches, postres y café, por supuesto, elaborados con métodos como la chemex, el sifón japonés o el cold brew. Aquí “ir por un café” es mucho más que tomar una o varias tazas; es pasar un buen rato con una mejor compañía. 


Profética

Profética inspira. Siempre. Aunque tal vez no sea el primer sitio que venga a la mente cuando se piensa en ir a cenar en pareja, hay algo en esta casona del siglo XVI convertida en espacio cultural que inevitablemente enamora. Su menú fue diseñado por Fernando Hernández de Moyuelo y es una gran opción cuando queremos que esa cena en pareja sea algo relajado. Además, qué mejor espacio para bañarse en las lunas de octubre que su patio central.

Te puede interesar